El bloguero de la megablógolis

se quiere desblogueromegablogolizar,
el que lo desblogueromegablogolizare
será un desblogueromegablogolizador


miércoles, 8 de agosto de 2007

La linea dorada del Bicentenario

Poco a poco la conmemoración de los 200 años de la independencia y de los 100 años de la Revolución Mexicana se van metiendo en nuestras vidas.
Tanto el Gobierno Federal, como el del Distrito Federal, están generando expectativas respecto a los festejos de 2010. Seguramente los gobiernos de Querétaro y Guanajuato tendrán que dejar sentir qué magnas obras y acontecimientos prepararán para tales festejos, pues serán de los principales protagonistas. Los gobiernos de Morelos, Hidalgo y Guerrero tendrán algo que decir por lo que a sus nombres se refiere, así como este último con Michoacán, con respecto a la presencia de José María Morelos en Chilpancingo, Morelia y Apatzingán, en momentos relevantes de la historia.
Sin embgargo, el más simbólico está siendo el Gobierno del Distrito Federal, con su estrategia de realizar obras no con miras al 2012, sino con miras al 2010. Primero propuso la construcción de un rascacielos para ser inaugurado en septiembre de 2010, y ahora habla de la línea dorada del metro, la línea 12, que será la mejor línea de latinoamérica, a un costo de 50 millones de dólares por kilómetro.
De la torre ya hemos hablado y hemos concluido que estamos a favor de obras de esas dimensiones, siempre que no signifiquen ilegalidad y un trato diferenciado entre ciudadanos.
En cuanto a la línea del metro sí hablaré bien, pero mencionaré las dudas que me deja.
El proyecto de partir la línea 8 en dos para que una parte se volviera línea 12 (Constitución - Mixcoac), y que la línea 8 terminara en Acoxpa (Garibaldi - Acoxpa) nunca me gustó. El nuevo proyecto me gusta más, pero tengo dudas sobre el aforo, pues toda la információn que me ha llegado me dice que habría soluciones más económicas para atender la ruta Tláhuac - Ermita - Mixcoac. Sin embargo creo que la nueva ruta tendrá algunos tramos muy buenos (los tramos del poniente) que incrementarán la conectividad de la red, y al llegar a un extremo no atendido y acercarse a otras zonas no atendidas, vendrá a reforzar la línea 7 y a desconcentrar los movimientos en el centro. Aún así, y ya hablaré de ello en este blog, creo que antes de hacer una línea yo reforzaría la oferta en la zona central, para incrementar la demanda total del sistema y no sólo pensar en la captación de una línea, lo cual sólo se puede lograr mediante la modificación de las líneas existentes que estén más subutilizadas (de la 4 a la 7).
Esta promesa de que la línea esté lista en 2010 me deja muchas dudas, y más bien pienso que sólo estará listo un tramo pues me resulta casi imposible que se pueda tener el proyecto ejecutivo del segmento Ermita - Tláhuac en lo que resta de este año, y en cambio el segmento Ermita - Mixcoac ya se había desarrollado con antelación. Me parece que el tramo a Tláhuac se terminará hasta 2012.
El hecho de que sea el color oro el elegido para simbolizar la línea en los mapas encarecerá su elaboración, lo mismo que en toda la señalización, pero en el conjunto será un costo mínimo. Finalmente ya hemos agotado los colores para señalizar e incluso la última línea inaugurada, la B, ocupó una señalización bicolor.
Tengo dudas respecto a la propuesta que se puso sobre la mesa de utilizar rodadura férrea para la línea 8. Sin duda el mantenimiento es más barato y eventualmente la obra también. Tiene la ventaja de que incrementa la cantidad de participantes en la licitación, lo que puede redundar en un contrato un poco más barato. Sin embargo, dada su cercanía con la línea 8, entendería que la logística llevará a que comparta sistemas y hasta la estación de mantenimiento de Constitución de 1917. Si se hiciera de rodadura férrea requeriría su propio taller o algún sistema para moverse hacia los talleres de línea A, y no tendría cómo apoyarse en el inventario de trenes del resto de la red, lo que al final de cuentas neutralizaría los beneficios y hasta podría reportar perjuicios en la logística, además de que en zonas sísmicas y lacustres como la nuestra, los sistemas férreos son más vulnerables que los neumáticos, como se ha demostrado en el caso de la línea A, única férrea, con constantes percances por asentamientos de tierra.
Es bueno que la ciudad retome la construcción de trenes urbanos, y habría que pensar en opciones para que estos se articulen con otros sistemas como el suburbano: por ejemplo, algunos han planteado que la línea 3 del suburbano, de Los Reyes a Chalco, se integre a la línea A del metro; y yo propondría que se evaluara si el suburbano que llegará a Martín Carrera (línea 2 desde Ecatepec), puede ocupar el derecho de vía de la línea 4 del metro y así llegar a Candelaria (con algún pasaje de conexión a San Lázaro) y a Santa Anita (como el sistema neumático de línea 4 no es compatible con el suburbano, todo el equipo electromecánico actual se podría reutilizar en la línea 12 y se dotaría a la ruta Martín Carrera - Santa Anita de equipamiento férreo). Pero en fin, se trata de propuestas que en verdad la autoridad debe valorar pues eventualmente la ciudad saldría muy beneficiada y los costos se pueden compartir entre los concesionarios y las autoridades federales.

2 comentarios:

Rodolfo dijo...

Me emcontré un articulo padre sobre lo que deberíamos saber de la línea dorada.


5 básicas sobre la Línea Dorada


Échenle un ojo

Roberto Remes Tello de Meneses dijo...

Ese artículo que mencionas contiene una descripción bastante completa de la línea. Me quedan dudas de dos cosas:
1. Señala que primero se hará el tramo Tláhuac - Mexicaltzingo en 2008 y después Mexicaltzingo - Mixcoac. Hasta donde yo sé, del segundo tramo ya existían los planos antes de que se anunciara la línea, y del tramo de Tláhuac no, porque los estudios de demanda no reflejaban la necesidad de metro allí. La diferencia estriba en que la línea se construirá como drenaje profundo (como la línea 7), por lo que no se requiere del mismo tipo de planos que con el cajón tradicional del metro. Sin embargo Tláhuac está lleno de agua, así que en la obra se toparán con acuitardos (acuíferos superficiales) que les van a reventar constantemente, lo cual puede retrasar la construcción. Sinceramente dudo que esté en 2010.
2. A mí no me parece mala la ruta. Creo que había mejores que beneficiaban a más personas, pero no me parece mala. Sin embargo, algunos amigos me han dicho que no tiene suficiente demanda para ser metro. 11 millones de pasajeros al mes significan unos 500 mil en día laborable, más o menos lo que traen las líneas 8 y 9, que no es malo, sólo que en una línea más larga.
Gracias por tu comentario, Rodolfo.