El bloguero de la megablógolis

se quiere desblogueromegablogolizar,
el que lo desblogueromegablogolizare
será un desblogueromegablogolizador


jueves, 30 de abril de 2009

Fin

Mi mayor deseo es que esta emergencia termine lo más pronto posible. Mis opiniones sobre la misma las he expresado en los días previos. Tengo pendiente hablar del futuro de Megablogolis. No urge, en este momento el tema es otro. Dejo de opinar sobre esta emergencia, aquí queda el testimonio de lo que dije, y voy a estudiar lo que sigue: ¿cómo salir mejor y más rápido de la crisis que nos está dejando el estado de alerta? Vienen tiempos muy duros, que parecíamos haber superado. Déjà vu.

miércoles, 29 de abril de 2009

Se equivocaron

Han pasado ya 5 días de la emergencia y yo no he tocado siquiera un tapabocas. Hoy existe, sin embargo, el convencimiento de que el tapabocas, más que proteger a quien lo porta, evita la propagación de virus o bacterias que se encuentren en su saliva. En ese sentido, sería un irresponsable al no portar el tapabocas ... pero los más de 13 mil días que he vivido no he portado tapabocas y he escupido involuntariamente millones de bacterias y seguramente más de estos 100 días he estado enfermo de una gripe.
La influenza porcina no es una gripe cualquiera. Tiene mayores riesgos y complicaciones. Pero de lo que me informo, nadie muere directamente de este virus, mueren de las complicaciones -que a unos llegan más fuertes que a otros-, como por ejemplo una pulmonía. No hay, de momento, una vacuna, pero hay medicina y hay la esperanza de que en pocos meses se pueda desarrollar la vacuna. Hay muchas enfermedades curables que carecen de vacuna.
Las sociedades -modernas y antiguas- viven con morbilidad y mortalidad. Las más desarrolladas tienen un comportamiento asintótico: es decir, las cifras mejores, las muertes y los enfermos disminuyen pero no se alcanza el cero. Obviamente hay enfermedades en las que se logra su desaparición en una región o en un país, pero en otros lados se mantiene. ¿Cuándo acaba esta emergencia? ¿Cuando lleguemos a 0 enfermos? Dudo que eso ocurra en meses o incluso antes de que se desarrolle la vacuna. Es más, preguntaría si de la influenza para la que hay vacuna tenemos cero casos o cero muertos, y francamente lo dudo. El virus mutó y ahora se tiene una nueva enfermedad, y seguro no es la primera enfermedad proveniente de la mutación de un virus: de hecho los antibióticos y los antivirales se vuelven cada día más sofisticados y hasta "inteligentes" entre otras razones por la mutación de las bacterias y los virus.
(he tomado este gráfico del periódico EL UNIVERSAL; las cifras de México hay que tomarlas con cuidado porque no está demostrado que todos los casos mexicanos se deban a la influenza porcina)

Si hemos de convivir con el virus mucho tiempo (es una posibilidad muy grande) y si las muertes claramente asociadas a quienes padecieron el virus son muy pocas (sean 7 o 20 o más), entonces ¿por qué no terminamos esta emergencia, iniciamos el recuento de los daños y recuperamos nuestros niveles productivos? Lo importante es evitar más muertes, y la parálisis económica terminará creando más pobreza, hasta delincuencia, y muchísimas enfermedades vinculadas al estrés, a la mala alimentación y agravará otras por la falta de medicamentos. Esto no puede continuar.
Mi tesis estos días es que se equivocaron al decretar la emergencia. Mucho tuvo que ver con el encabezado del REFORMA el miércoles 22. No es la primera vez que de este periódico leo un encabezado que a las pocas horas se convierte en una decisión en buena medida tomada por la presión del propio periódico -tal vez el más influyente de México-. Llama la atención que quienes usualmente están golpeando al gobierno de Calderón (Manlio Fabio Beltrones, Beatriz Paredes, Emilio Gamboa Patrón, entre otros) están si no callados, sí bastante discretos -no hay apoyo pero tampoco crítica-. Ha empezado a circular un correo electrónico que habla que se está estimulando la economía mundial inventando esta enfermedad -me llegó tres veces este miércoles-. Lo que dice el correo no lo creo, pero lo que sí creo es que los dueños de las canicas existen y de un problema real -el surgimiento de una nueva enfermedad- hay quienes pueden desarrollar una estrategia para sus propios fines, y en este caso hay quienes movieron sus piezas antes de que ocurrieran las cosas. No confío en Manlio pero nadita de nada, y tampoco en los otros dos que mencioné.
Yo sostengo que se equivocaron, que el nivel de alerta que merecía esta enfermedad, aún en el caso que fuera una epidemia, no era el de parálisis económica. El error pasa por el Gobierno Federal, pero en efecto llega al colmo de la estupidez que vimos el día de ayer: en una decisión fuera de la ley, contraria a las garantías individuales -y sin que medie una suspensión de tales- el jefe de gobierno del DF decide cerrar todos los restaurantes ... mientras el transporte público opera normalmente, justo donde habría, en todo caso, mayor riesgo de contagio. Claro, era un costo político muy alto cerrar el metro, pero si las premisas son al menos las mismas que para cerrar los restaurantes, tendría que haberse cerrado el metro. Más bien creo que no debieron cerrarse los restaurantes.
Las consecuencias de este error serán económicas y muy graves, pero también las puede haber políticas.

martes, 28 de abril de 2009

La toma de decisiones

La toma de decisiones es uno de los procesos más difíciles al comandar una institución o un grupo de trabajo. El jueves pasado por la noche, el presidente se reunió con su gabinete para tomar decisiones serias y difíciles en torno a una probable epidemia de influenza, destacada al menos por un diario nacional (REFORMA) y que ya habría causado algunas muertes.
Esa tarde, al momento de iniciar la reunión, podríamos todos suponer que hubo varias alternativas sobre la mesa: seguro una más moderada y probablemente una más radical. La más moderada era -supongo- emitir una alerta muy importante para evitar contagios, usar tapabocas, conseguir vacunas y medicinas, informar a la población y establecer medidas preventivas duras, pero que no implicaran parar actividad alguna; la elegida ya sabemos cuál fue, y la más radical, si existió, seguro consistía en suspender todo tipo de actividades, salvo las necesarias en medio de la emergencia. Si el panorama era tan desolador como nos lo han venido pintando a lo largo de las últimas 96 horas, seguro el debate fue entre estas tres opciones, con algunos matices eventualmente. Seguramente alguien sopesó los impactos económicos.
En los efectos de cualquier decisión también se tendrían que haber analizado tres posibles escenarios: un desplome muy corto de la enfermedad, un desplome en semanas y un desplome en meses. Mientras más dura fuera la medida preventiva, más probabilidades habría de acortar los tiempos de la epidemia.
Mi argumento estos días ha sido: la decisión fue muy superior al tamaño de la emergencia, no porque la emergencia sea despreciable, sino porque los impactos habrán de ser desastrosos (más caro el caldo que las albóndigas) y las incidencias hasta el momento serían comparables con otras enfermedades en distintos momentos de la historia. Entiendo que al tratarse de una mutación el riesgo se incrementa. Pero también creo que todas las muertes por enfermedades respiratorias tenderán a contabilizarse como influenza porcina, lo mismo que la morbilidad. Hablar de unos 2000 enfermos al día de hoy y unos 150 muertos -en más de una semana- omite que no todos los 2000 enfermos están claramente relacionados con la influenza porcina y por supuesto no todos los muertos, y en este momento es difícil pensar que haya cifra negra.
Busqué simplemente la información sobre mortalidades por enfermedades respiratorias para un mes de abril y esto encontré en el INEGI para 2007: 3419 muertes en un mes con mejor clima que el invernal. No son menores los datos. Pero insisto en que en este momento cualquier muerte por neumonía se asociará a la influenza, y no necesariamente lo es.

Hay información contradictoria, pero respecto a los tapabocas un planteamiento es que no sirven porque el virus tiene capacidad de pasar a través del tapabocas; respecto a las vacunas, un planteamiento es que no sirven porque se trata de una mutación. Sin embargo, todos están con tapabocas sencillos y tratando de ponerse las vacunas. Si la enfermedad realmente está cediendo, como se anunció hace unas horas, esto será muy bueno, pero demostrará que el riesgo era mucho menor, aunque hay que reconocer que la información disponible ayudó a no tratar con tesitos algo que requiere retrovirales.
La parte positiva de una sobrerreacción es que de pronto todos se hacen concientes del riesgo de la enfermedad (aunque las precauciones puedan ser excesivas o insuficientes) y disminuye la incidencia del virus. La parte negativa es que la economía quedará muy afectada. Hay un daño a la imagen del país, aún cuando nuestras autoridades han actuado muy bien.
Esa toma de decisión es la difícil y mucho de mi escepticismo va por ese lado. El daño es terrible y la influenza no es la única enfermedad rara que se ha dado en México. De allí mis dudas.

lunes, 27 de abril de 2009

El derecho a ser escéptico

Soy escéptico y soberbiamente digo que el día que yo me espante con esta supuesta epidemia, los demás pueden ponerse a rezar porque no cambiaré de opinión si seguimos ante evidencias magras.
Pocos enfermos realmente vinculados con la influenza porcina. Pocos muertos vinculados con la influenza porcina. Con más información me entero que el director del Museo Nacional de Antropología, Felipe Solís, no murió por la influenza porcina como se había dicho originalmente, sino por un paro cardiaco en medio de una neumonía y una crisis diabética. Existe la enfermedad "influenza porcina", así lo indican todas las evidencias. Hay personas contagiadas. El virus mutó. Hay que tomar ciertas precauciones, supongo. Pero esto no tendría por qué ir más allá del tapetito que uno debe pisar en algunos aeropuertos (no es el caso para esta enfermedad, sólo es un ejemplo).
Habrá cada vez más rumores. Uno ve un terror en la población. Ciertas zonas en las que todo el mundo anda con tapabocas. Este domingo, sin embargo, tuve grandes experiencias. Un paseo familiar inédito, turístico. Siempre he bromeado con que nadie es turista en su tierra, pero últimamente hemos comenzado a turistear en el DF no necesariamente en los lugares típicos. Estuvimos en una iglesia gótica (María Auxiliadora), en un convento dominico (Azcapotzalco) y en la Catedral de Tlalnepantla (oímos misa justo el día de la suspensión de las misas -y pareciera que soy tan contreras que nunca voy a misa pero voy justo este domingo-). Vimos algo de la arquitectura del corredor Tacuba - Azcapotzalco, otrora esplendoroso. Conforme uno se alejaba del centro de la ciudad, disminuía la presencia de tapabocas.
Me parece importante tener una buena alimentación y cuidar las defensas (en general para la vida esto es fundamental). Hay años en los que uno está más expuesto a enfermedades respiratorias. El último invierno no me enfermé, pero el anterior la pasé fatal. Claro, una influenza es algo muy distinto aunque parece por los síntomas un resfriado. Cada quien puede tomar sus precauciones, pero me parece que una alerta en la que poco a poco se paralizan todas las actividades y las medidas preventivas son desproporcionales a las evidencias, el impacto económico será brutal y la contención de la enfermedad muy probablemente se podría estar logrando con medidas mucho más precisas.
Hay una alerta mundial y hay contagios en varios países, pero aún bajo el supuesto de que se tenga claramente identificado que esos casos mundiales están asociados a la mutación del virus y no al tradicional, son casos que habrían pasado desapercibidos si no hubiera este estado de alerta. Finalmente la influenza tradicional es una enfermedad relativamente frecuente, que cobre miles de vidas al año y que su principal problema es que se le asocia con un resfriado tradicional. Esto me parece que es lo que ocurre con los temblores: cuando hay un gran terremoto los medios de comunicación exaltan más las noticias sobre temblores en el mundo, y pareciera que está temblando más, cuando en realidad está temblando igual pero le estamos dando mayor importancia.
Repito la precaución que tomaré: mantener mi consumo de vitaminas y complementos alimenticios. Si veo una situación más grave, podría ponerme un tapabocas, tomar un retroviral o en el caso más grave no salir de casa. Hoy mantengo mi escepticismo y defiendo el derecho de todos a creer o a no creer.

domingo, 26 de abril de 2009

¿Existe la epidemia de Influenza?

Ayer ofrecí hacer un anuncio importante el día de hoy. Lo pospondré hasta el próximo viernes. En cierta medida lo hago por la epidemia -en la que no creo- y en cierta otra porque debo preparar mejor lo que voy a compartirles.
De pronto veo en los medios un alucine impresionante con el tema de los tapabocas, los lugares públicos, el terror en la población. El día de hoy jugarán Chivas - Pumas y América - Tecos ... sin espectadores, como si estuvieran castigados los estadios Olímpico y Azteca. No habrá misas o los sacerdotes oficiarán a puertas cerradas sólo ante las personas más allegadas a la iglesia. Anoche cerraron algunos antros y los pocos que abrieron no tenían gente. La gente huye de los lugares colectivos. Yo tenía una tertulia, con motivo del día internacional del libro y se canceló de última hora. Los centros comerciales también están vacíos.
Las evidencias, sin embargo, que se han hecho públicas no apuntan a una grave epidemia. Apuntan a un riesgo menor de contagio, con algunas muertes -20 comprobadas hasta el momento, aunque hay otras 61 que no están contundentemente asociadas al virus de la influenza-, y algunos rumores y voces sueltas que hablan de: ataque biológico contra Obama (murió Felipe Solís, quien recibió a a Barack Obama en el Museo de Antropología), fallas en un lote de vacunas (y no mutación de un virus) y la posibilidad de que esto sea una cortina de humo para otras cosas (políticas, desde luego, aunque también parte de la estrategia contra el narco).
Yo, por mi parte, sólo me mantendré tomando vitaminas y complementos para subir las defensas -siempre lo hago, pues entiendo que como duermo poco estoy más expuesto a enfermedades- y no voy a alterar mi vida. Cero tapabocas, no me pondré la vacuna contra la influenza (por fin ¿mutó o no mutó?, si mutó para qué quiero la vacuna, y si no mutó ¿cuál es la emergencia?), no me colocaré retrovirales, etc.
Esto, francamente, tiene cara de tomadura de pelo.

sábado, 25 de abril de 2009

Algo grande tiene que pasar en esta ciudad

Algo grande, alguna gran transformación tiene que ocurrir en esta ciudad.
Ayer por la mañana acudí a la Secretaría de Transportes y Vialidad para recoger una información que había solicitado. Ya había acudido en dos ocasiones anteriores, en las últimas semanas, al viejo edificio de Álvaro Obregón. En ambas ocasiones había preferido las escaleras, para visitar los pisos 9 y 11 (más un nivel de estacionamiento) pues la fila para subir al elevador me persuadía. En esta ocasión era menor la fila así que llegué en uno de los dos elevadores en operación (un tercero está en mantenimiento mayor y su puerta está bloqueada por una horrible puerta de madera). Uno de los elevadores tiene una pancarta que dice "máximo 6 personas", el otro advierte para un máximo de 8. Después de dos elevadores pude subir. Al llegar me confirmaron que estaba mi oficio de respuesta acompañado de un disco compacto. Cuando esperaba que me dieran el material me preguntaron por la fotocopia de mi identificación. Obvio, no la traía. Con cara de sorpresa pregunté a qué se refería y me indicaron que era obligatorio, toda vez que salía una información (pública y que desde mi punto de vista tendría que estar en la página de la Setravi). Pregunté dónde debía sacar las fotocopias, me dijeron que desde luego afuera del edificio. Es decir, debía bajar los 10 niveles (repito 9 más estacionamiento), salir a la calle y volverme a formar para subir al elevador. Adicionalmente -pensé- tendría que volverme a registrar, incluyendo mi computadora portátil, que bajé del coche por seguridad -amo esta ciudad-. Intenté un último esfuerzo pasando a saludar a una persona que me había atendido el lunes pasado, para ver si se apiadaba de mí y me sacaba la fotocopia. Negativo. Como siempre cargo un teléfono con internet ofrecí enviar mi identificación por e-mail, pero se negaron. Bajé por las escaleras y no dije nada al salir, así que no notaron que salía con una computadora portátil y no devolví el gafete. Aproveché para ir al banco (cargaba solamente un billete de 500 que me habría sido inútil para pagar 2 pesos de fotocopias) y volví con la copia de mi licencia. Logré subirme en el segundo elevador. No había cola. Al llegar a entregar la copia y recoger mi información estaban atendiendo a una persona que no sé qué tramitaba, pero le indicaron que ciertos documentos sólo se tramitaban una o dos veces por semana y escuché alguna descripción de algunos impedimentos para que ese día él pudiera obtener lo que necesitaba. Salí con mi documento y mi disco compacto -a sabiendas de que no contiene no sólo toda la información que necesito y pedí, sino a sabiendas de que no quieren entregarme toda la información pública que demando aún no a través del InfoDF.
Esta experiencia breve, que me robó unos 15 minutos por la absurda necesidad de tener una fotocopia de mi identificación (en algún momento llegué a pensar que me dirían que la licencia no vale como identificación, como suele ocurrir en algunos lados, pero después recordé que los emisores de la licencia son ellos mismos, es decir, la Setravi), me dejó pensando sobre:
1. La importancia de que las instalaciones públicas estén en buenas condiciones para el buen desempeño de los funcionarios y para la satisfacción de los ciudadanos. Ni lujos ni miserias.
2. La importancia de cuidar los detalles, evolucionar, solucionar. ¿Por qué no recibirme la copia de mi identificación por e-mail? ¿Por qué no escanear mi documento? ¿Por qué no regalarme una fotocopia? y en última instancia ¿Por qué llevar un control de la información que entregan resguardando identificaciones?
3. Un buen gobierno debe cuidar los detalles y estar al servicio del ciudadano.
Mañana debo decirles algo respecto al futuro de este blog.

viernes, 24 de abril de 2009

El semáforo de los 50 minutos

Ya en otras ocasiones he hablado del semáforo del Metro Escuadrón 201. Sigue siendo muy difícil cruzarlo a partir de las obras del metro, lo que implica tiempos de espera de hasta 50 minutos, en mi caso, pero seguro que quienes no han podido cambiar la ruta han sufrido algún momento peor.
El punto es que en el sentido norte - sur, el cruce del semáforo se hace muy lento y la fila muy larga, entre otras razones porque los microbuses permanecen por muchos minutos en las afueras de la estación del metro y ocupan dos carriles del Eje 3 Oriente. Obligándolos a que ninguno permanezca ahí, podría agilizarse la circulación. Recortando un poco la banqueta para crear una bahía, también se podría.
Recién descubrí que el paradero de ese metro ahora ha sido cerrado. Salvo por los trolebuses, nunca funcionó bien como paradero. Sin embargo, servía para dar vuelta a la izquierda sin estorbarle a nadie. No entiendo la razón para el cierre. Eso también esta afectando la vialidad.
En el lugar se proyecta la construcción de un paso a desnivel. La obra no será este año. Eso seguro. Y si eso no ocurrirá no sólo en ese punto sino en otras obras que son inminentes ¿qué no podemos hacer algo para agilizar la circulación?
Como gobierno, es necesario pensar en qué hacer en los cruceros más conflictivos de la ciudad (yo no conozco otro en el que tarde tanto tiempo para cruzarlo) antes de que se hagan las obras mayores, o entre tanto se hagan. ¿Será mucho pedir? Esto va a cambiar en 2012 ... pero insisto, mientras tanto hay que hacer algo.

jueves, 23 de abril de 2009

Muyuguarda sigue cerrado

Todas las noches, en la hora de mayor tráfico entre Vaqueritos y Cuemanco, el Gobierno del PRD de Marcelo Ebrard cierra el puente de Muyuguarda, que tardó dos años y medio en ser construido. Lo cierran pero no hay ninguna labor en el puente. La razón es obviamente desconocida. El hecho es que el gobierno del PRD no sirve a la gente. No tienen la sensibilidad para cerrar cuando el tráfico disminuya, si es que aún tienen tareas pendientes en la obra, no tienen sensibilidad para inaugurar un puente hasta que esté completamente terminado, no tienen sensibilidad para gobernar.
Como usuario exijo la apertura permanente del puente que tantas horas, tanto dinero y tantas dificultades costó. Un puente cuyo diseño fue cuestionado por todos desde un principio y que se construyó de la forma más cara y menos funcional, contra la voluntad de la gente. Un puente que se cierra el 33% del tiempo por capricho de un gobierno incapaz de servir a la gente.
Como proponente de ideas en pro de la ciudad, simplemente digo:
1. Las obras deben inaugurarse en cuanto estén terminadas. No antes. No después.
2. Las debe inaugurar no el jefe de gobierno, el presidente o el delegado. Las debe inaugurar el mejor trabajador.
3. La información sobre cierres debe ser difundida ampliamente y éstos deben ser mínimos.
4. Se debe evitar realizar cierres nocturnos en las horas de mayor tráfico. Puede ser que a las 10 de la noche no haya tráfico en el centro, pero sí lo hay en la periferia ... y más aún con las obras del metro.
5. Hay que ayudar a la gente ... parece que el PRD goza fregarnos.

miércoles, 22 de abril de 2009

A 96 horas del accidente

A 96 horas del accidente, la empresa no ha podido informar por el medio más sencillo en qué estado se encuentran las personas afectadas, no ha podido subir ningún número de información, no ha podido modificar un solo punto de su página. ¿Están locos? ¿Pretenden ocultar que hubo un accidente por su incapacidad para operar un sistema férreo cerrado? ¿Tiene CAF la capacidad para crecer hacia un sistema abierto con cambios de vía entre las distintas rutas? Sin duda preocupa ... pero urge la expansión del suburbano. Ojalá que no sea con CAF.

martes, 21 de abril de 2009

Preocupado en dos sentidos

Esta mañana escuché una entrevista radiofónica a Maximiliano Zurita, director general de Ferrocarriles Suburbanos, y también del consorcio CAF en México, quien señaló que el accidente del tren suburbano se habría debido a que el controlador permitió que un tren pasara una señal en rojo habiendo otro tren detenido en una señal en rojo. Asimismo, también dijo que la operación se realiza con los máximos sistemas de seguridad y en redundancia. Estas afirmaciones, técnicamente son contradictorias: si una sola persona permitió a un tren avanzar teniendo una señal en rojo (que ciertamente el sistema habría puesto en rojo de manera automática por alguna razón, muy probablemente la presencia de otro tren) significa que no sólo no hay redundancia, sino que el sistema está expuesto al factor humano. La redundancia implicaría que al menos dos sistemas o un sistema y una persona, o dos personas o dos grupos de personas, controlan la seguridad. No fue el caso.
El accidente fue aproximadamente a las 22:30 horas del sábado. Si el tren anuncia que tiene frecuencias de paso de 6 minutos en hora pico, 10 minutos en horarios intermedios y 15 minutos en horarios no pico, entonces a esa hora tendría que haber estado operando cada 15 minutos, que a una velocidad promedio de 40 kilómetros por hora habría significado 10 kilómetros entre tren, cuando menos. Es decir, que si había un tren saliendo de Buenavista, habría otro en el lugar del accidente y otro llegando a Cuautitlán. Es decir, no habría hecho falta el controlador.
¿Saben qué creo que está pasando? Que los maquinistas se quieren ir a su casa temprano, suben la velocidad, incrementan la frecuencia en las últimas horas de operación (salvo probablemente el último tren, que debe tener un tiempo de espera muy elevado para cumplir con los horarios de servicio). Por lo tanto, el tren suburbano no tiene los sistemas más avanzados (hay muchos metros y suburbanos en el mundo que comparten vías y no chocan, se entrecruzan y no chocan, cambian de vías y no chocan) y que está operando más o menos con la misma seguridad que da hacerle caso únicamente al "vieneviene" al salir de reversa hacia una avenida.
Por lo tanto, me manifiesto preocupado en dos sentidos: uno, sí sigue habiendo riesgo en el suburbano, aunque en definitiva en las próximas semanas veremos mayor cuidado pero en el largo plazo seguiremos en riesgo si el sistema no se sofistica; y dos, que este error podría alentar mucho la expansión del tren suburbano, pues CAF ya tenía planes de crecer hacia Huehuetoca y de preparar el ramal San Rafael - Tacuba. Esas ampliaciones deben darse, pero CAF debe demostrar su capacidad.

Lecciones

El accidente del tren suburbano nos debe dejar lecciones muy importantes respecto a la operación privada del transporte público por infraestructura. Sigo pensando que ese es el camino correcto, es decir, que el gobierno federal o local apoyen la construcción de un medio como este, pero que haya un privado que también invierta y que realice la operación mediante una tarifa que cubra el costo de operación, las ganancias y eventualmente parte de la inversión final. Lo que no debe ocurrir es que el controlador carezca, como en este caso, de un plan de reacción frente accidentes, que no tenga controles automatizados de la operación de los trenes, que el suburbano opere con tan bajos niveles de seguridad. Ya lo dije, el hecho de que el accidente ocurra en un sistema nuevo, en hora no pico y que la empresa no haya podido siquiera emitir un boletín de prensa es que la empresa está trabajando no mal, sino muy mal, y deben enfrentar sanciones. Si el título de concesión no las prevé, sería grave ... y por lo tanto el título de concesión de otras obras debe considerar esto, más aún que en este momento se encuentran en licitación los sistemas 2 y 3. Es obvio el deseo que podemos tener muchos de que CAF no participe si no tiene capacidad para garantizar la seguridad.

lunes, 20 de abril de 2009

Casi 48 horas

A casi 48 horas del accidente, CAF no ha emitido información oficial. Definitivo, la empresa está operando mal. El accidente afectará sus números, no sólo por el costo de las atenciones médicas o de las reparaciones a los trenes, sino porque disminuirá la captación del pasaje. Por tanto, CAF tendrá en algún momento la tentación de cargarle sus errores al Gobierno Federal mediante el fondo que existe para garantizar el pago de sus deudas. Esto no debe ocurrir, y en cuyo caso el gobierno debe estar listo para retirarle la concesión con las consecuentes pérdidas para ellos.

Bogotá nace en La Candelaria


Bogotá nace en el barrio de la Candelaria. Uno de sus primeros referentes es "El Chorro de Quevedo" una plaza tan antigua como la ciudad. Es un referente intelectual para la ciudad, allí habitan ahora muchos extranjeros y es la sede no sólo de la Universidad de los Andes sino de varias más. En algún momento ha sido un barrio asolado por la delincuecia y se encuentra en franco proceso de recuperación. Andar acompañado por las noches es recomendable, hace algunos años simplemente no se recomendaba andar allí por las noches. En sus límites salen el tren de cremallera y el funicular hacia Montserrat. Quien viaje a Bogotá debe visitar La Candelaria, sin lugar a dudas.
En la historia de la Ciudad de México sabemos que ésta se funda entre Templo Mayor y el Zócalo. El punto exacto del mito del águila sobre un nopal no es conocido -hasta donde sé- pero se da un desarrollo alrededor del polígono mencionado. La parte más accesible de nuestro Centro Histórico es el corredor de Madero, 5 de Mayo y Tacuba. Me siento seguro si camino, incluso en la noche, por 16 de septiembre. Sin embargo, conforme nos acercamos a Izazaga se pierde un poco de seguridad (aunque se ha venido recuperando gracias a proyectos como el Andador de Regina). Hacia Santo Domingo me siento tranquilo de día y voy perdiendo seguridad ya sea en las noches o si me sigo hacia Tepito, lo mismo ocurre hacia la Merced, atrás de Palacio Nacional.
La recuperación de la historia de la ciudad pasa por la recuperación de Tepito, Lagunilla y Merced. Quizá en unos años podamos decir que no es recomendable caminar solo por Tepito en las noches ... pero ya sería un avance. La mayoría de los capitalinos no entraría ni acompañado a la zona comercial durante el día. Las cosas han mejorado, sin embargo, en los últimos años, pero sigue siendo un barrio muy peligroso. Programas como la recuperación de predios vía la extinción de dominio pueden ser muy buenos y habrá que profundizarlos.

domingo, 19 de abril de 2009

La empresa no informó nada


A 24 horas del accidente en el suburbano, la empresa no pudo emitir información oficial sobre el accidente del tren suburbano. La razón de ello es que no tienen un plan de atención a emergencias. Esto es grave. Un boletín habría sido el reflejo de la capacidad de reacción. Sin embargo, no la tienen. Por eso no pudieron emitir nada. Eso es malo.

Accidente en el suburbano

Esta mañana me encuentro con la sorpresa de que anoche chocó el tren suburbano. Por fortuna no hay muertos. Se habla de tres o cuatro decenas de hospitalizados (aparentemente esguinces y fracturas, que no ponen en riesgo la vida).
El suburbano es nuevo, está completamente confinado, no comparte vías con ningún otro tren. Los choques de trenes son rarísimos en cualquier otra parte del mundo, pero finalmente cuando ocurren hay -sí- errores humanos pero la presencia de riesgos que aquí no concurrieron: cambios de vía, frecuencias de paso cortas por la convivencia de rutas, falta de confinamiento, exceso de confianza en controladores por tantos años de que no pase nada.
En otras palabras, además de los heridos, que es muy lamentable, aunque por fortuna no hubo muertos; este accidente es grave porque refleja la vulnerabilidad de un sistema que tendría que ser perfecto. Por último, recordemos los únicos dos accidentes del metro de la Ciudad: en 1975, en Viaducto, el tren perdió visibilidad; en 1995, en la misma línea, en condiciones de lluvia; en ambos casos fueron alcances. Ha habido accidentes menores en talleres, como una vez en Tasqueña que el tren se salió hasta la calle.
Este accidente ha ocurrido en una hora no pico, donde los tiempos de espera son de unos 15 minutos ¿por tanto en hora pico, nocturna, tenemos más riesgo? Este accidente podría revelar que el suburbano esta operando muy mal.
Son acontecimientos donde la vulnerabilidad está en el factor humano en una de las líneas más viejas. ¿Pero en este suburbano? CAF debe garantizar que esto no volverá a ocurrir no sólo nunca, sino en ningún otro sistema que lleguen a realizar en México.

viernes, 17 de abril de 2009

El agua dulce

Entre los defensores de traer agua de Temascaltepec escucho el argumento de que se trata de agua dulce que va a parar al mar. ¿No han considerado que el mar también es un usuario del agua dulce? No el mar en sí, me refiero al ecosistema manglar, que es un ecosistema con cierto grado de salinidad, pero que se maneja en ciertos márgenes de salinidad que no pueden ser demasiado altos porque matan al manglar, ni demasiado bajos porque lo hacen competir con otras especies.
Es posible que tomar una parte relativamente insignificante de la zona de Temascaltepec no altere los ecosistemas de manglar en la zona en que se descarga. El estudio que han referido algunos medios fue realizado hace algunos años cuando no se valoraba, como ahora, la importancia de los manglares. No puedo prejuzgar respecto al impacto, pues no conozco los caudales y no soy especialista en la materia. Sólo pongo el dedo en el renglón en este tema, y sigo poniendo énfasis en la necesidad de que se traten las aguas residuales de la ciudad, se aprovechen las aguas pluviales (se potabilicen) y se establezca una tarificación más eficiente.

jueves, 16 de abril de 2009

La refinería, el agua y el aeropuerto ... y el suburbano

La nueva refinería de Tula terminará siendo por excelencia la refinería de la Ciudad de México. Los productos serán más limpios, seguramente, que los de las otras refinerías, y estarán orientados a la Zona Metropolitana de la Ciudad de México.
La refinería competirá por el agua del acuífero de Tula con la propia Ciudad de México, que reclama hasta 4m3 por segundo, según un proyecto, para la ZMVM.
La forma en que se aprobó el proyecto de Tula, condicionando a que en 100 días el Gobierno de Hidalgo disponga de los terrenos, también nos deja una lección: cuando se defina el próximo aeropuerto, sea en Hidalgo o en el Estado de México, se tendrá que hacer exactamente lo mismo. El que lo quiera, que consiga los terrenos.
Tres temas difíciles se unen ahora en torno a la refinería. Dato curioso.
La ampliación del suburbano hasta Huehuetoca podría poner incluso sobre la mesa el proyecto de ampliarlo aún más al norte: Apasco y Tula, que están sobre el mismo derecho de vía. El impacto de ello sería tener ciudades industriales y habitacionales en el camino ... eso sí, que se hagan bien planeadas. Si no, mejor no.

miércoles, 15 de abril de 2009

La guerra del agua

Tal como lo comentábamos hace una semana. El agua se está acabando y habrá que tomar decisiones. Una de ellas es subir el precio. Nos guste o no. El agua podría seguir siendo muy barata o hasta gratuita, pero no entubada hasta la casa. Este modelo sólo incentiva el consumo, sin pagar por el tratamiento. Y con el paso del tiempo tenemos que llegar a niveles muy altos de agua reciclada, de tal suerte que se reduzca al mínimo el consumo de agua fresca.
El tema del abasto de agua mediante nuevas fuentes (Temascaltepec y Tecolutla, por un lado; los acuíferos de Tula por el otro) es discutible, pero es más importante el tratamiento del agua, el cobro real, que traer agua de nuevas fuentes, mediante costos altísimos y probables impactos locales, en ambos casos, reduciendo la disponibilidad de agua dulce para los manglares y otros usuarios. Independientemente de que se demostrara que traer agua dulce no afectará a otros usuarios (personas, actividades económicas o ecosistemas), sigue estando el problema de la distancia y la inversión. Estamos hablando de obras que costarían como, según medios, 15 mil millones de pesos, es decir, una cantidad cercana a los mil pesos por usuario y como tres mil pesos por hogar promedio ... con mis 36 pesos bimestrales me tardaría muchos años en pagar lo que me están regalando. La solución más barata son los 4m3 por segundo de los acuíferos de Tula (cosa que no sé si se altere a partir de la operación de la nueva refinería, que en teoría debe consumir muy poca agua fresca y tratar todas sus aguas residuales).
Empezamos a ver en los medios una batalla entre el Jefe de Gobierno y el Director General de la Conagua. Allí ha estado esta batalla lo que va del sexenio. Se están planteando modificaciones al Fideicomiso 1928 pero el jefe de gobierno ha planteado que se incluya el tema del abasto. Este Fideicomiso se conforma, grosso modo, con los recursos que el Distrito Federal pagaría a la Federación por el agua, se depositan allí y se ejercen en obras o acciones por el agua en la ciudad. Es decir, procura la reinversión de los pagos del DF al Gobierno Federal en el agua del DF. No obstante, el tratamiento del agua no está ocurriendo, lo cual le da la razón a José Luís Luege ... pero desde luego que se está construyendo una confrontación por el agua y los problemas que hay en las presas de Cutzamala (que están en niveles mínimos) y los recientes cortes de agua, podrían estar siendo exagerados para forzar la negociación de la actualización del Fideicomiso, y desde luego por los impactos electorales que tiene esta escasez de agua.

martes, 14 de abril de 2009

Aeropuerto y promoción de la ciudad

Un comentario más sobre la necesidad de que la ubicación del aeropuerto nuevo, y el inicio de su construcción, suba a la agenda pronto:
México (país) debe definir una estrategia de largo plazo para traer no sólo más visitantes al país, sino para incrementar la derrama económica de éstos. México tiene una gran cantidad de vuelos a todo Estados Unidos y a las principales ciudades de Canadá, mismos que salen de las playas, así como de los aeropuertos de Monterrey, Guadalajara y AICM. Cancún está destacando últimamente, dado que está más cerca de Europa, y puede convertirse en un hub regional, es decir en un centro de conexiones internacionales, para Centro y Sudamérica, incluso sin pasar por Estados Unidos.
Lo que sin embargo llama la atención es el tamaño de los aviones: dominan los 737 y los A320. Alguna vez hice el comparativo aquí entre el aeropuerto de México y el de Londres (Heathrow), que con una cantidad similar de operaciones el londinense manejaba muchos más pasajeros.
Los vuelos largos entre México y Estados Unidos (por ejemplo las rutas a Los Ángeles, Nueva York y Washington) se suelen realizar en aviones de un solo pasillo y en las dos últimas que mencioné, por lo regular se ocupan conexiones. Si bien esto se debe en buena medida a que la cercanía permite vuelos a mucho más destinos que otros países, la ruta entre Washigton y Londres se cubre con aviones de doble pasillo (son 3 horas más que a la Ciudad de México) no sólo porque la ruta estaría en el límite de alcance de un avión de un sólo pasillo (aunque por ejemplo un Boeing 737-700ER podría cubrirla sin problemas), sino porque hay demanda suficiente para llenar al menos una decena de aviones de doble pasillo al día.
Lo que quiero decir es que mientras entre Washington y México sólo hay un vuelo directo al día de unos 135 pasajeros, y entre Washington y Londres, estando más separadas, hay 10 vuelos de entre 200 y 350 pasajeros al día. Es un indicador de la importancia de la ruta: no esperamos que Washington suba de importancia para los mexicanos, pero necesitamos que México esté en la mira de las grandes ciudades del mundo. Desarrollar el nuevo aeropuerto no debe ser sólo una estrategia de atención de un número naturalmente creciente de vuelos, sino la promoción de la ciudad como destino, que donde ahora hay un solo vuelo en un avión pequeño, dentro de unos años haya varios vuelos diarios y con aviones grandes. Eso dará mayor viabilidad a los proyectos de inversión.

lunes, 13 de abril de 2009

Falta la decisión sobre el aeropuerto

El tema del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México está olvidado en estos momentos. La terminal 2 está operando bastante bien, y la 1 se descongestionó de manera notoria. Sin embargo, las pistas siguen saturadas y el avionazo de noviembre pasado, debido en buena medida a la saturación de la ruta, tendría que haber llevado a un calendario claro de definiciones:
1) ¿Siguen siendo Tizayuca y Texcoco las únicas opciones?
2) ¿Qué haremos con el Aeropuerto de Toluca? Hacerlo crecer permitiría descargar algunas llegadas internacionales hacia aquél para darle unos meses o años de vida adicional al AICM
3) ¿Cuándo se tomará la decisión del nuevo aeropuerto? ¿Cuándo iniciarán las obras y cuándo abrirá?
En algunos momentos se mencionó que sería este año. Yo no creo que lo sea.
Después de ver cómo se ha pospuesto la definición de la nueva refinería, cuya ubicación se anunciará este miércoles, podríamos pensar que la siguiente decisión importante en materia de infraestructura es el nuevo aeropuerto, pues a fin de cuentas no sólo es una inversión muy grande (que podría superar a la de una gran refinería), sino también es una decisión con muchos impactos urbanos y suburbanos, pues podría disparar inversiones en corredores industriales e inmobiliarios.

miércoles, 8 de abril de 2009

El agua se agota

En los últimos días hemos recibido muy malas noticias de Cutzamala. Las presas bajan de nivel y hay reparaciones necesarias que se hacen en la época de más calor, un poco como medida para reducir el consumo cuando la demanda podría ser mayor y la precipitación menor.
Lo cierto es que no se está haciendo nada para incrementar el abasto de agua al DF. La alternativa de incrementar el caudal de Cutzamala se ve remota; la alternativa más viable sería tomar hasta 4 m3 por segundo de la cuenca que está al norte de la Zona Metropolitana (Tula), de pozos que habrían sido abastecidos durante décadas por aguas emitidas por la Ciudad de México, pero ya suficientemente filtradas y asentadas como para que no representen ningún peligro.
El tratamiento de agua sigue siendo puntual y no generalizado.
En otras palabras, el estrés hídrico de esta ciudad está a punto de hacer mella. ¿Qué haría yo?
Sin duda subir las cuotas del agua. Este bimestre pagué 31 pesos. Es decir, algo así como 0.50 centavos diarios. Claro, si tuviera la casa llena esta cantidad podría incrementarse. Pero no deja de ser barato en exceso y no deja de recibir un subsidio enorme. No se trata de encarecer el agua a los más pobres sino simplemente construir mejores estímulos al uso del agua. ¿Qué tengo que hacer para consumir toda el agua que se me dé la gana? Ni siquiera tengo la alternativa de pagar el costo de su tratamiento para consumir agua en exceso. Esta alternativa que suena absurda lo que buscaría es que los consumidores básicos (familias de hasta tres hijos) pagaran un costo bajo a moderado, siempre que fueran conservadores en su consumo, pero si alguien se excede por mucho, que entonces no sólo pagara su costo de tratamiento o transporte, sino que compensara al resto de la sociedad.
En la práctica lo que ocurre es que los más pobres tienen que pagar por el agua y la clase media es la que recibe el mayor subsidio. Esto no debe seguir así.
Lo otro que está pendiente es la captura y tratamiento de las aguas pluviales, para que se reduzca el envío de éstas a otras cuencas.

martes, 7 de abril de 2009

Inaugurar y no inaugurar

El 18 de marzo, luego de una muy larga obra, se inauguró el tramo final del puente de Muyugurda. Quedó bien. El problema es que el puente sigue cerrado. No siempre, pero por las noches lo cierran y siguen trabajando en él y lo abren quién sabe a qué horas.
1. Nuestras autoridades no entienden que necesitamos certidumbre. Es una buena alternativa este puente, pero si uno no sabe cuándo estará abierto, para qué usarlo.
2. Nuestras autoridades se toman la foto, se entrevistan con los periodistas, sacan bombo y platillo para inaugurar un puente que en realidad no está terminado.
¿Es esa la ciudad que queremos? Yo no.

domingo, 5 de abril de 2009

Barreras contra el ruido


En muchas carreteras del mundo se suelen colocar bardas laterales cuyo objetivo es aislar el ruido. Algunas de estas barreras pueden ser muy decorativas, o incluso de acrílico, que no interrumpan la comunicación visual entre las zonas habitacionales de los alrededores, pero que a partir de un acrílico de colores la hagan ver diferente. Otras veces la barrera es continua, pero cuenta con puertas de salida de emergencia. El objetivo simple es aislar el ruido.
En México no contamos con este tipo de aislamientos y en más de un lugar los necesitamos, aunque puede ser que en muchos otros la población esté tan cerca de la carretera que sea imposible ponerlos. En México, además, no le damos importancia a este problema, pero sin duda hay que crear una cultura del silencio pues estos y otros ruidos afectan la calidad de vida de miles de personas.
Una de las zonas donde supongo que hay que colocar este tipo de barreras es en la entrada de las carreteras, pero en algunos casos también en los nuevos puentes, pues éstos han elevado el ruido (en altura más que en cantidad) en zonas que estaban acostumbradas a niveles inferiores de ruidos. Por ejemplo, en el segundo piso del periférico hay que colocar una barrera contra el ruido.

viernes, 3 de abril de 2009

Las obras de la línea 12 no deben detenerse

Parece ser que el PAN del DF quiere entrarle al juego de la demagogia con motivo de las obras gubernamentales. Ezequiel Retiz, diputado local, presentó un punto de acuerdo en el que se le pide al Gobierno del Distrito Federal detener las obras hasta en tanto no se dé mayor información. El resultado de esta estupidez sería la prolongación del caos que ya de por sí durará 8 meses sobre el actual tramo cerrado de Ermita. ¿Qué gana la ciudad? Nada ¿Qué gana el PAN? ¡menos! ¿Qué gana Nueva Izquierda? Venganza porque sus candidatos fueron desplazados.
Ahora resulta que diputados del PAN trabajan para las palomitas blancas de Nueva Izquierda. Este punto de acuerdo, que ya fue aprobado en el pleno, forma parte de una negociación entre Nueva Izquierda y el PAN ¿a qué estamos jugando?
En este punto apoyo al Jefe de Gobierno: que las obras continúen. Aún así me mantengo en mi crítica respecto a la simultaneidad de dos obras en la misma zona: el Circuito Interior está cerrado entre Ermita y Eje 3 Oriente, por lo que deja a la zona sin alternativas frente al cierre de Ermita entre Churubusco y Eje 3 Oriente.

jueves, 2 de abril de 2009

Cómo pasar un semáforo.

Mi auto tiene una particularidad: cuenta con un reloj que marca el número de minutos que lleva encendido el motor. Eso me permite medir mis tiempos con bastante exactitud. El lunes llevaba una buena velocidad para llegar a casa ... hasta que llegué a la fila del semáforo de Rosales (Agustín Yañez) y Eje 3 Oriente, en el metro Escuadrón 201. Esto que detallo a continuación, con pequeñas modificaciones, lo estuve subiendo al Facebook en el momento:

22:25. En el minuto 21 empezó el Via Crucis para cruzar el semáforo de Escuadrón 201, en la estación Iztacalco.
22:27. Minuto 30 del motor: estamos a 50 metros de la estación Apatlaco.
22:31. Me ha tomado 3 minutos recorrer los 150 metros que mide una estación del metro, Apatlaco. Comienza el minuto 34.
22:34. Minuto 37 aún no veo el metro Aculco.
22:36. Minuto 39 las luces de la estación aparecen entre las luces rojas de los autos.
22:39. Al cambiar al minuto 42 estoy a 20 metros de Aculco.
22:41. Minuto 44 unos chicos se besan en el andén.
22:42. Minuto 45 ya casi llego a la mitad de la estación.
22:45. Minuto 48 tengo a mi lado el fin de la estación Aculco.
22:46. Minuto 49 veo el puente de Chrubusco. No avanzamos.
22:48. Minuto 50 igual. Minuto 51 igual, me acerco al puente.
22:50. "No hay ningún René ninguna Isabel -dice la canción que escucho- nadie tiene las llaves de Raquel. No hay ningún bedel, nadie sabe de él. Nadie te abre el cabaret". Minuto 53.
22:52. Minuto 54. Tengo delante de mí una pick up de la Comisión Nacional de Zonas Áridas. Debe ser por la aridez del momento. Pasa un tren y desciende al túnel.
22:54. Minuto 55 igual. Las vías se vuelven subterráneas en el 56. En el 57 tengo el camellón a un lado.
22:56. "Hoy descubrí que con todas las letras -otra canción-, de una u otra forma unidas, creo que no sabría explicar, lo que con un beso te digo". 0:59.
22:59. Minuto 62. El transporte público ocupa 2 carriles. Ya veo cerca el semáforo.
23:01. Minuto 63. Se pone la luz verde, cruzo, adelante hay una patrulla que no hizo nada. Son las 11.
23:03. "Ay, qué pena de mí" dice la canción que empieza cuando libro lo más pesado del tráfico.

Esto que narro no sólo es mi realidad. Es la de muchos. Ese día comenzaron las obras en un tramo más de Ermita y se complicó ese semáforo. Nadie previó un operativo especial, nadie pone en orden a los microbuseros que con sus unidades cubren dos de los cuatro carriles, con lo que se podría hacer más ágil la circulación. También se podrían modificar ligeramente los tiempos de los semáforos para favorecer la vialidad con mayor demanda sin afectar a las demás de manera significativa.
Nada de eso está ocurriendo.

miércoles, 1 de abril de 2009

Ah, y respecto a las ganancias de los microbuseros

Los pasajeros que los microbuses esperan fuera de las estaciones son los mismos que, si no los esperaran, de cualquier manera se subirían en esa ruta aunque no a esa unidad, que por cierto, enfrenta costos que si no esperara pasaje no enfrentaría: frenos, lubricantes y combustible.

¿Cuánto gana un microbús en un minuto?

Cuando uno se encuentra grandes congestionamientos que se superan justo después de que uno pasa una estación del metro o un crucero importante, y se da cuenta de que la razón del congestionamiento son los microbuses esperando pasaje vale la pena esta pregunta ¿cuánto gana un microbús por esa espera? Francamente dudo que reciban más de 4 pasajeros por minuto en un punto dado. O sea, entre 10 y 15 pesos. Un tiempo de espera complicado de 10-15 minutos reportan beneficios a los microbuseros por 100 a 200 pesos en su conjunto en ese punto ¿y las pérdidas sociales? Allí es donde tendríamos que hacer algo para acabar con las esperas afuera de las estaciones, particularmente en puntos conflictivos como:
-General Anaya en dirección al Sur
-Cuauhtémoc en dirección al Oriente
-Escuadrón 201 en dirección al Sur
-Barranca del Muerto en dirección al Sur
-Zaragoza en dirección al Oriente
Seguro que estoy omitiendo muchas, pero el punto es que unos pocos reciben un beneficio magro y causan un perjuicio enorme.