El bloguero de la megablógolis

se quiere desblogueromegablogolizar,
el que lo desblogueromegablogolizare
será un desblogueromegablogolizador


jueves, 12 de junio de 2008

Asfaltar una calle

En este momento estamos viendo el proceso de renovación del pavimento del Circuito Interior. Es un caos, como bien sabemos. El caos a la altura del aeropuerto se moverá unos kilómetros dentro de unos meses. Además, ya el lunes empieza la construcción del puente de Centenario y Churubusco, y luego los otros cuatro puentes. Pero la esencia es que al renovar con concreto armado el piso del Circuito Interior éste durará mucho tiempo, pero las obras serán bastante más incómodas que cuando se hacen cierres nocturnos.
Precisamente sobre esos cierres nocturnos me he preguntado ¿por qué en cierta época del año los tenemos por toda la ciudad y en otra época sólo tenemos el bacheo de lo que ya se dañó? Y bueno, luego vienen otras preguntas de ¿por qué instalan una tubería justo un mes después de que reasfaltaron una calle o avenida?
Las condiciones del país han facilitado el uso del chapopote para pavimentar calles. Por eso le llamamos asfaltado. Sabemos que dura más el piso de concreto, pero es más caro y complicado de instalar. Puedo entender que sigamos utilizando chapopote. También puedo entender que la base de nuestras calles sea relativamente sencilla (tierra aplanada, grava y material asfáltico), en vez de tener una cimentación un poco más compleja que prolongue la vida de las mismas. Es por costo y rapidez.
Sin embargo, vamos a suponer que tenemos 10 cuadrillas dedicadas a pavimentar avenidas durante las noches. Distribuimos las 10 cuadrillas por toda la ciudad, de tal suerte que estamos mejorando 10 avenidas poco a poco. Cada noche se avanzan entre 100 y 200 metros, tal vez, según la cantidad de carriles y las condiciones del terreno. Esto es una estimación ligera. ¿Cuánto tardaríamos en pavimentar los aproximadamente 30 kilómetros entre Indios Verdes y El Caminero. En el mejor de los casos 150 días con una sola cuadrilla ... pero 15 días con las 10.
Esa es la propuesta y reflexión que hago. ¿Por qué no concentrar todas las cuadrillas en una sola avenida. Cerrarla a las 11 de la noche y reabrirla a las 5 de la mañana. En esas 6 horas, los obreros de todas las cuadrillas disponibles deberán haber hecho el fresado de la avenida en varios kilómetros, y pavimentado la mayoría de esos tramos de manera simultánea en todos los carriles. De pronto, las cuadrillas en vez de avanzar 100 metros por cada frente de operación, avanzarían más de un kilómetro diario y reducirían las afectaciones al menor tiempo posible.
Y bueno, mañana comentaré de qué hacer para evitar que un mes después de la pavimentación llegue una compañía y se ponga a hacer hoyos.