El bloguero de la megablógolis

se quiere desblogueromegablogolizar,
el que lo desblogueromegablogolizare
será un desblogueromegablogolizador


miércoles, 17 de octubre de 2007

Metro o BRT

La verdad es que la pregunta que hago en el título es bastante difícil de contestar. Requeriría una profundidad técnica importante, pero trataré de dar mis argumentos a favor de ambos.
BRT es el sistema de transporte de superficie que utiliza carriles confinados. Es decir, Metrobús, Transmilenio, Optibús, etc.
El metro lo conocemos básicamente de nueve vagones, acaso de seis, pero el sistema puede ser sustancialmente más flexible que el de la Ciudad de México, incluso llegando al LRT, o sea, tren ligero (BRT significa Bus Rapid Transit y LRT Light Rapid Transit).
Las distancias de precios pueden ser múltiples, pero dejémosla en 10 a 1. Es decir, construir un kilómetro de metro alcanzaría para 10 kilómetros de BRT, y hasta más, dependiendo del proyecto ... y hasta menos, también dependiendo.
Para mí el BRT es una solución temporal si la queremos considerar troncal. Y es una buena solución si la consideramos alimentadora. Es decir, si queremos hacer el sistema de transporte, en una ciudad del tamaño del DF o de Guadalajara y Monterrey, corremos el riesgo de que el sistema sea muy vulnerable a los vaivenes políticos. En otras palabras, el BRT corre el riesgo de ser al transporte, lo que el ambulantaje es al comercio. Creo que en cambio como un sistema complementario, insisto, en las grandes ciudades, el BRT puede tener múltiples bondades, pero sobre todo que al ser mucho más ligero su acceso puede ser muy cómodo el servicio para los nuevos usuarios del transporte público.

Mi opinión respecto a la Ciudad de México es que es correcto ampliar la red del metro, yo corregiría los trazos de algunas de las líneas existentes, y construir una buena red de metrobús. El resultado será el que se duplique en menos de seis años la red de transporte masivo. Sin embargo, si corregimos la red del metro para hacerla mucho más útil, la red de metrobús deberá enfocarse a que el 80% de los habitantes tenga una estación de BRT a menos de un kilómetro de distancia y/o a menos de 12 minutos caminando, y de allí hacia adelante buscar acercarse lo más posible al 100% de la población.
En la Ciudad de México no hay por dónde construir sistemas BRT de alta capacidad, con rebases y rutas exprés, acaso se podrían lograr así una o dos rutas, pero nunca centrales. Por lo tanto los sistemas tenderán a la saturación y tarde o temprano líneas como la de Insurgentes, tendrán que ser sustituidas por sistemas de mayor inversión pero mayor infraestructura.

1 comentario:

Jose H. dijo...

Un saludo desde Zacatecas, estoy haciendo algo de investigacion sobre transporte y encontre tus comentarios muy interesantes. Me da gusto saber que hay mas gente preocupada por estos aspectos!