El bloguero de la megablógolis

se quiere desblogueromegablogolizar,
el que lo desblogueromegablogolizare
será un desblogueromegablogolizador


miércoles, 19 de marzo de 2008

La elección en el PRD

La elección de dirigencia en el PRD está mostrando una clara incongruencia de este partido. En 2006 reclamaron "voto por voto, casilla por casilla" y ahora vemos cómo unos se oponen a actuar bajo la misma lógica, argumentando que hay condicionantes para el voto por voto. En 2006 también lo había en la legislación federal, y no les importó, con ese chantaje descalificaron la elección.
No me importa mucho quien gane, tanto en la dirigencia en el Distrito Federal, como en la nacional. Lo que estoy viendo es cómo se exhiben, como incongruentes que ajustan las reglas a su conveniencia.
Lamentablemente creo que el PRD seguirá dominando en el Distrito Federal, hasta que la sociedad no vea una alternativa en otra fuerza política. Ganar la dirigencia del PRD en el DF representa nada más que ser parcial hacia el grupo que pudiera hacerse de la candidatura del 2012 a la Jefatura de Gobierno. Son los grupos que se pelean el poder.
Los liderazgos en los demás partidos son mediocres. En el PRI y en el PAN las dirigencias juegan sólo a la proyección personal, pues ven tan difícil vencer al PRD que en vez de optar por una estrategia propositiva, se muestran contestatarios y coyunturales.
Yo creo que sí es posible vencer al PRD, pero que esto debe hacerse sobre la base de
1. Una propuesta sólida
2. Aprovechar la inconformidad que existe por la mala calidad de los servicios locales
3. Impulsar nuevos liderazgos
4. Renovar la relación con la sociedad, no sobre la base de la hipocresía clientelar, sino sobre la atención de las necesidades concretas.
5. Buscar candidatos jóvenes.
De otra forma, esto no podrá madurar nunca y el PRD seguirá malgobernando esta ciudad. Lamentablemente la dirigencia de mi partido, y la del PRI no trabajan para ello. Mariana Gómez del Campo, mi amiga, a quien aprecio y admiro, trabaja mucho, pero para Nueva Izquierda, para su propia proyección, pero no para el PAN en el DF. La actitud contestataria no nos conducirá a nada. El mayor defecto de Marcelo Ebrard es su defensa de Andrés López, no sus políticas públicas, que muestran mucha mayor sensatez que las del propio AMLO. Cuestionarlo y bloquearlo a través de Nueva Izquierda sólo conduce a un callejón sin salida, en el que sólo gana Nueva Izquierda, no el PAN.

1 comentario:

Luis dijo...

La ciudadanía ve con desconfianza a los políticos maduros de edad. Los triunfos de la oposición en la Ciudad de México, se han dado con políticos jóvenes. En Miguel Hidalgo con Arne aus den Ruthen, Fernando Aboitis, y Gabriela Cuevas. Arne ganó en el 2000 con una propuesta interesante de servicios públicos y de un gobierno delegacional con participación ciudadana. Falta por valorar la gestión de gobierno de los siete gobiernos delegacionales que la oposición (seis del PAN y uno del PRI) ha tenido en el DF.
Al poniente de la Ciudad de México se observa la génesis de una catástrofe ambiental de proporciones mayúsculas, Cuajimalpa está a punto del colapso ecológico debido en parte por la voracidad inmobiliaria, la complasencia de las autoridades, y la indolencia de los partidos políticos. ¿ habrá quien entienda la importancia metropolitana de salvar Cuajimalpa ?. Se necesitan propuestas viables que respalden la preocupación ciudadana. Ojala que en este sentido los partidos políticos-sobre todo el PAN- entiendan que las políticas públicas se basan en evidencias y no en ocurrencias electorales.