El bloguero de la megablógolis

se quiere desblogueromegablogolizar,
el que lo desblogueromegablogolizare
será un desblogueromegablogolizador


martes, 20 de enero de 2009

Un nuevo liderazgo mundial

Tomo un tema que supera los límites de la ciudad e incluso del país por un detalle: en todos lados tenemos crisis de liderazgo.
La llegada de Barack Obama a la presidencia de los Estados Unidos significa mucho para muchos. La gente por ello se desbordó a las calles, como ocurrió en México con la democratización del Distrito Federal y el triunfo de Cuauhtémoc Cárdenas en 1997, y por supuesto con la caída del PRI en el año 2000 y el grito masivo en el Ángel de la Independencia ¡No nos falles!
Por supuesto que Vicente Fox nos falló, así como Cuauhtémoc Cárdenas prefirió una administración mediocre en la que no abordó responsablemente los problemas sino que los pospuso unos meses hasta convertirse en candidato a la Presidencia.
La gente desbordada (incluidos muchos extranjeros, porque Washington, como capital, cuenta con mucha presencia extranjera) estaba clamando ¡No nos falles! con otras frases, incluido el socorrido Yes we can!
Las bolsas de valores en paralelo se desplomaban por la falta de anuncios económicos y el mensaje que ello implica: primero se dirigió a la gente. Puedo incluso adivinar que esta misma semana habrá anuncios económicos importantes, pero el hecho de que hoy no se preocupara por los mercados significa "la gente es primero".
Puede ser que el mensaje cambie, pero me parece que es certero: Fox comenzó su sexenio diciendo "Hola Cristina, hola Paulina ... " y cumplió a cabalidad. Su familia fue antes que el país. Obama comienza con muchos mensajes en torno a la población más vulnerable y podemos suponer que, pese a las presiones de los grupos económicos (que sin embargo son hoy quienes más necesitan a Obama, porque la inestabilidad los afectaría), hay un buen escenario para un gobierno con enfoque social.
Hay bases muy notorias en Obama: un discurso claro, social, sin mensajes cifrados; una cercanía con el pueblo, un líder que no discrepa mucho del populismo latinoamericano al menos en las formas (ya lo sabremos si también en el gasto), una actitud entusiasta, juvenil, una nueva cepa de político.
¿Tenemos algo así en México? Más en el PAN que en los otros partidos, hemos vivido una renovación del estilo, pero esto no ha sido para bien en todos los casos. Qué mejor ejemplo que Vicente Fox, donde optó por un poder frívolo antes que un poder austero. AMLO tenía un estilo distinto, es cierto, pero siempre fue polarizante, siempre estuvo desafiando a los ricos, como si el serlo esté mal.
Creo que los liderazgos que necesitamos deben ser respetuosos de las investiduras, pero no engreídos con ellas. Un trato sencillo, pero firme. Un respeto a la ley, una anteposición de los valores antes que el pragmatismo que nos ha penetrado hasta los huesos. Me gusta el liderazgo de Obama. Me gusta también el de Calderón, pero no me gusta el gobierno de amigos, el gobierno pragmático, el gobierno que ha castigado a correligionarios que no lo apoyaron en la precampaña, no me gustan muchos detalles que me parece están minando el potencial de Felipe Calderón. No sé, tal vez Obama sea igual, pero percibo lo opuesto, un poco porque la política estadounidense tiene un cierto fundamentalismo, quizá un poco hipócrita, pero que en la práctica es un desdén al pragmatismo.
Ojalá y podamos tomar lo bueno de Barack Obama y adaptarlo a nuestra propia circunstancia ... me gusta su estilo.

2 comentarios:

Luis Echevarria Licona dijo...

El señor Obama por fin juro, pero que nos quede CLARO, el solo NO hara nada, necesita el apoyo del congreso (democratas, republicanos e independientes); que hasta hoy han dicho que haran lo necesario para sacar adelante de la crisis a su pais. Todos se unen para sumar a la causa.

En Mexico, llego Cedillo, Fox y Calderon, pero todos sin apoyo completo del congreso (propuestas economicas de Cedillo rechazadas en el senado, propuestas cofetel y laborales de Fox rechadas en camara de disputas2, propuestas energeticas y penales de Calderon bloqueadas en el senado), no hay unidad, el Pri, Pan y Prd desunidos en favor de solo agua para su molino, aun cuando la crisis se intensifica y agrava. Todos se proclaman conocedores pero sin apoyar a los demas y rechazando ayuda de los demas.

Mientras los ciudadanos el 99% de la poblacion en Mexico, a la espera de que definan los "conocedores" (porque de lideres no tienen nada) el 1% de ese total, sobre la crisis.

Roberto Remes Tello de Meneses dijo...

Nadie debe tener el apoyo absoluto de nada. En realidad hay fórmulas que ayudan a agilizar los trámites legislativos ... ninguna de ellas pasa por decir "malditos congresistas que no me aprueban nada" porque es como gritonearle a un mesero: puede escupir en tu comida sin que te des cuenta. El cabildeo o el chantaje son las verdaderas alternativas.