El bloguero de la megablógolis

se quiere desblogueromegablogolizar,
el que lo desblogueromegablogolizare
será un desblogueromegablogolizador


jueves, 26 de febrero de 2009

Escuadrones de la muerte

Si el día de hoy tuviéramos conocimiento de algún "vengador anónimo" que empieza a matar violadores, secuestradores, asesinos, ladrones, traficantes de drogas, y en general las peores lacras de nuestra sociedad, seguro muchos verían con simpatía su actuar.
Existe algún rumor de que organizaciones empresariales de Monterrey han contratado ya a mercenarios israelíes para acabar con los secuestradores y extorsionadores que de pronto comenzaron a asolar una zona otrora tranquila como la Zona Metropolitana de Monterrey. No tendría bases para decir que sea cierto ni para negar que esto pueda ocurrir.
El punto que me preocupa es que hay una tendencia creciente a rechazar la cultura de los derechos humanos. Desde hace varios años que se empezó a incrementar la delincuencia en México se ha difundido la idea de que a mayor respeto a los derechos humanos mayor delincuencia.
Esto tiene que ver en esencia con un problema: nuestras policías tienen una nula cultura de los derechos humanos. Me parece que la policía debe ser muy firme al momento de detener a un delincuente, pero que eso no les da derecho a torturarlos; deben ser muy firmes para interrogarlos, para tratarlos ya dentro de la cárcel.
La falta de protocolos de actuación, como mencionaba ayer; la simpatía con la idea de negociar la ley cuando es difícil aplicarla; la falta de cultura jurídica entre los no abogados, etc., promueve una aversión hacia los derechos humanos.
Me parece que la ruta del respeto a los derechos humanos es la correcta, pues en otra circunstancia nada garantiza que no nos van a fabricar un delito so pretexto de acabar con la delincuencia. Más allá del famoso dicho de la rata de Arturo Montiel de que los derechos humanos son de los humanos y no de las ratas, el respeto a los derechos humanos no sólo es un derecho de los delincuentes, sino una garantía para los no delincuentes.
Una policía mejor preparada, con más años de instrucción, mejores estímulos y salarios, tendrá que ser más respetuosa de los derechos humanos, pero también más efectiva en el combate a la delincuencia.
Y en lo que se refiere al tema de los escuadrones de la muerte yo me pregunto ¿cuáles son los límites? por eso sigo creyendo en el respeto a los derechos humanos.

2 comentarios:

la chica del siglo pasado dijo...

¿Has visto una serie llamada Dexter? Bueno, se trata de un asesino serial que sólo mata... asesinos seriales. Es interesante ver cuáles son los mecanismos por los que la mayoría adora a estos personajes. Pero la sublimación fuera del arte... está cabrón.
Abraxo :P

Roberto Remes Tello de Meneses dijo...

Chica del siglo pasado, me gusta encontrar tus comentarios que no dicen mucho pero invitan ala reflexión.