El bloguero de la megablógolis

se quiere desblogueromegablogolizar,
el que lo desblogueromegablogolizare
será un desblogueromegablogolizador


lunes, 8 de marzo de 2010

El wannabismo nacional

Hace unos días acudí a una reunión de trabajo en Santa Fe. No es la primera vez que voy por motivos laborales pero tampoco han sido muchas. He tenido entrevistas de trabajo, he ido a reuniones sociales, he ido a la Ibero, a eventos, o he pasado infinidad de veces camino a Toluca o destinos al poniente del DF.
Llegamos al edificio donde era la reunión, pero nos informaron que allí no podíamos estacionarnos, nos recomendaron un estacionamiento público a la vuelta. Allí nos encontramos con un terregal y espacios muy limitados de estacionamiento. De camino al lugar de la reunión vimos edificios ostentosos rodeados de rejas simplonas, falta de banquetas, calles y en general un paisaje urbano desarticulado.
Al salir del edificio encontramos unas escaleras llenas de basura que nos permitieron cortar el camino al estacionamiento. Se trataba de una calle peatonal supuestamente hecha para los peatones, pero digamos que alguien olvidó el instructivo y es un pasaje solitario que no me extrañaría fuera peligroso.
Santa Fe es un suburbio de negocios mal planeado, mal desarrollado y espejo del wannabismo nacional. Somos un país que de pronto logra desarrollar proyectos exitosos (tener una ciudad de negocios vertical y con buenas piezas arquitectónicas lo es) pero completamente desarticulados del resto. En una actitud aspiracional hacemos sólo una parte de lo que queremos copiar y dejamos el resto en el olvido.
En uno de mis recuerdos de la adolescencia, en primero de prepa (los tres meses que estuve pues finalmente la hice abierta) durante la ausencia de un maestro cerramos la puerta y hubo luchitas entre varios compañeros. Los adolescentes mostrando su fuerza y matando la testosterona. Uno de los chicos retó a otro inspirado por Karate Kid, adoptaba poses de película y en dos movimientos estaba en el suelo con todo el salón burlándose de él. Él quería ser grande, las películas lo habían engañado y sólo mostraba una cara (la actitud) de muchas que tendría que haber formado antes para ganar esa lucha. He wanted to be. Wanna be.
Santa Fe es un sueño de primer mundo pero es un sueño muy tercermundista. Ofrece servicios extraordinarios, pero barrios pobres saliendo de la zona, nulos espacios peatonales, calles llenas de topes, en malas condiciones, sin transporte, insuficiente agua, y aún un delicioso aroma a basura, y a menudo hasta intolerancia a esfuerzos por mejorar el transporte. En este blog, por ejemplo, en una nota que habla sobre algún proyecto de metro a Santa Fe he recibido comentarios tales en los que dicen que no quieren metro porque ya llegan los microbuses. Unos están convencidos de que Santa Fe es una maravilla porque evoca "quesque" el primer mundo estadounidense. Santa Fe es la corona del wannabismo nacional.

Del otro lado de la ciudad, en unidades habitacionales con departamentos de 60 metros cuadrados es posible ver (claro, no la mayoría de sus habitantes), autos deportivos o grandes camionetas, enrejados pero ostentando lo que no se es. "No me alcanza para vivir en un mejor desarrollo, pero puedo ser el que tenga el mejor coche aquí". En cada rincón vamos construyendo nuestro wannabismo. ¿A dónde nos lleva esto? En realidad no nos puede llevar muy lejos ... la delincuencia que vive nuestro país, la violencia que vive en nuestro país es fruto de este wannabismo (el viernes estuve en la madrugada en el Bar Coralinos de Veracruz ... 24 horas después, no sé la causa, hubo una balacera en el mismo lugar y hubo al menos un herido, la policía llegó 20 minutos después ya que todo había terminado, ostentando -wanna be American policemen- armas largas para intimidar a los que permanecían en el lugar).
Marcelo Ebrard, muy contentote promoviendo su tranvía sin haber sustentado la demanda para mantenerlo. El tranvía tendrá mayor subsidio que el metro, pero lo han disfrazado. We wanna be an European city.
Estamos en una ruta equivocada, ya lo hemos dicho antes aquí. Mejorar transporte, educación, desarrollo urbano, gobierno, salud, implica sí tomar en cuenta los ejemplos exitosos a nivel nacional, la realidad propia a transformar ... pero los estudios técnicos que sustenten lo que se va a hacer. Hacer las evaluaciones sin tener el resultado en la cabeza, eso se necesita ... no adaptar los estudios al resultado que se tiene en mente. El wannabismo de Santa Fe no tuvo ningún sustento y ha afectado recursos naturales de la zona: presiones muy fuertes sobre el Desierto de los Leones, sobre el Bosque de los Laureles, sobre la Sierra de las Cruces, y pérdida de suelo forestal gracias a una genialidad. Pareciera un ave fénix que surgió del basurero, pero fue un desarrollo improvisado, aparentemente con un "Zedec" (Zona Especial de Desarrollo Controlado) en la que los usos de suelo se han venido modificando, espacios verdes que de pronto aparecen con dueño y uso de suelo que permite construcciones.

Cantidad de colonias, fraccionamientos, coches, restaurantes, oficinas, calles, casas, personas, edificios, empresarios, gobernantes, que desean mostrar lo que no son. El wannabismo nacional nos está enfermando. ¿Cuándo nos daremos cuenta del error en esta ruta? ¿Cuándo dejaremos de comprar esta idea en cada obra faraónica como el segundo piso, en cada desarrollo espectacular y cada vez más lejos como Bosque Real y los fraccionamientos suburbanos para distintas clases sociales? ¿Cuándo dejaremos de importar marcas para construir las nuestras propias?
Digo todo esto reconociendo que yo también he sido wannabe en distintas decisiones personales y profesionales.

6 comentarios:

Citizen dijo...

Cierto. En una de tantas paradas que he hecho allá, sabes de qué me di cuenta, que sí, es una zona súper top, pero... ¡no hay botes de basura! O si los hay seguramente están muy bien escondidos. Cuesta trabajo pensar que se están pisando terrenos costosos, pero que no hay un bote de basura en la esquina.

jPax dijo...

Qué bueno que lo mencionas. Cuando fui a Sta Fe por primera vez, casi casi de turista pueblerino por la capital, me hice la pregunta de "¿y la gente por donde camina o qué?" pues casi casi las paradas de los microbuses eran en la cuneta, además no veía puentes peatonales, o aceras grandes para caminar por ahí.

No sé si el tramo que vi era el que estaba mal, pero ahora dudo que haya sido sólo eso.

Saludos.

Moonwarden dijo...

Es muy cierto Santa Fe no estpa pensada para peatones, solo para quienes tienen auto y su subdessarrollo lo demuestra que solo tiene menos de 4 vías para llegar a ellas y todas atascadas de tráfico

aminsarur dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=aNZjV2uCVlY

Fernando Del Río dijo...

ya leí el blog, ahora estoy en Santa Fe, mi escuela está acá. Doy clases y en la tarde regreso para opinar. Hay unas cosas que me parecen muy ciertas, otras en las que no concuerdo.
Saludos a todos!

Roberto Remes Tello de Meneses dijo...

Muchas gracias a todos por sus comentarios. Vean el video que puso Aminsarur