El bloguero de la megablógolis

se quiere desblogueromegablogolizar,
el que lo desblogueromegablogolizare
será un desblogueromegablogolizador


miércoles, 19 de diciembre de 2007

Que esperar de los partidos locales

Lo que deberia ocurrir respecto a los partidos políticos locales creo que no es lo que ocurrirá. Lo que debería ocurrir es que estos nuevos partidos no sólo se apropiaran de un nicho de mercado electoral, sino que a partir de ese nicho refrescaran la política.
Lo que ocurrirá es muy distinto. Más de un partido local intentará sobrevivir coaligándose con partidos más grandes, tratará de generar empleo generoso para los allegados a la cúpula y servirá como un operador de intereses distintos a los de sus ideales.
La política partidista está verdaderamente mal. El único incentivo para militar en un partido es la posibilidad de obtener trabajo o un puesto de elección. Los partidos ya no están funcionando como vehículo de los idealistas. Los idealistas siguen en cada uno de los partidos, pero éstos ya no se mueven a través de ideales, sino de intereses. Lo que sería entonces conveniente es que los nuevos partidos refrescaran y motivaran a la sociedad a participar en torno de un ideal. Si eso logra, cualquiera de los nuevos partidos, valdrá la pena pornerle atención.
Mientras tanto, me parece que hay que promover el que la gente milite en los partidos, en cualquiera, pero que milite, que dé ideas, que motive a los buenos candidatos, que cuestione a los malos. Que sean la caja de resonancia de los ideales.

1 comentario:

Chianda dijo...

¿Y esto como podría ocurrir? ¿Por la mera voluntad de los idealistas? ¿no es el propio sistema electoral el que contribuye a pervertir el funcionamiento de los partidos? ¿que cambios habría que hacer a la ley electoral para evitar, o al menos desincentivar, que los partidos que nacen se conviertan sólo en un gran negocio y no aporten nada a la sociedad que es quien los financia?